martes, 15 de enero de 2008

Vacaciones urbanas

Necesitaba una escapada. Aunque no tuviera plata, aunque no tuviera con quién irme, aunque no tuviera ganas de irme sola a ninguna parte. La idea era desaparecer de la rutina aunque fuera por unos pocos días. Así fue como terminé en Rosario visitando a mis amigos.
¿De vacaciones en Rosario? Sí, y estuvieron espectaculares!!!
Estuvimos todos los días en el río, caminamos como Kung Fu y nos reímos mucho como siempre.
Me llevo el portazo en la cara de la vendedora de dulce de leche, el haber pisado el escenario del teatro El Círculo, la tortilla de Maxi, el enojo y los celitos de la Pao, la pachorra del Ivi ante su inminente viaje, el dormir donde me agarre la noche, los miles de viajes en colectivo, el cagazo por las palometas y la buena onda de la divina de Susana y del buenazo de Popina.
Gracias a todos por esta semana distinta, de vacaciones entre asfalto y arena.

1 comentario:

Ivs dijo...

que buenos días que nos dimos bays! estuvo muy buena tu visita!!! vacaciones en mi propia ciudad UUUIIII