viernes, 13 de marzo de 2009

Tortura colectiva

Te hablo a vos, discapacitado social que escuchás cuarteto a todo volumen arriba del colectivo con tu celular berreta en el que proyectás tu virilidad, ya que no te da el cuero para algo más grande como una moto o un auto. El artefacto ese ¿te vino sin el "aujerito" para que le puedas encajar los auriculares o sos tan pero tan rata que ni siquiera pensaste en comprar un par?
¿Con qué derecho te atrevés a someter al resto del pasaje a semejante tortura tan impunemente? ¿Vendría a ser el mismo que me asistiría para estampar el maldito aparato contra el piso, propinarle un par de buenos pisotones y seguidamente hacer lo mismo con tu cabeza? Eso si fuera una infradotada como vos, pero no, a mí me enseñaron a respetar a los demás, incluso a los subnormales.
Tenés suerte, infeliz, de vivir en un mundo donde no somos todos iguales. Deberías aprovecharla mejor.

2 comentarios:

.:Lolita:. dijo...

Yo por primera vez en la vida presencié una batalla ganada contra estos inadaptados sociales...
8 am en el tren, me subo y un cavernícola escuchando BABY TE QUIEROOOOO UOOOOOOO (8) lalala...
Yo me subo al tren con mi libro y mi cara de ñoña, y le clavo la peor cara de culo... Intento leer pero era imposible, lo vuelvo a mirar mal, y un alma masculina caritativa se apiadó de todo el vagón y saltó (con mucha altura y educación) y le pidió que bajara el volumen ya que había mucha gente durmiendo o nenes chiquitos a esa hora en el tren. El inadaptado por supuesto contestó una huecada tras otra, pero por suerte -y como pocas veces pasa- saltaron 6 (si, seis) hombres más a pedirle (todos en buenos términos) que lo baje/apague/se mate/etc....
No lo hizo en el acto, pero calculo que fue tal la vergüenza que sintió, que fue bajando el volumen hasta q en 2 estaciones enmudeció.
=)

Bays dijo...

Qué afortunada.