domingo, 5 de abril de 2009

UPR Pichimahuida

Hacía tiempo venía con ganas de meterme a dar clases de alfabetización y no pasaban de eso, ganas. Hasta que hace poco me decidí a hacer algo concreto, busqué y encontré.
Esta semana empecé como voluntaria en una escuela primaria para adultos y estoy re contenta.
Me tocó el grupo de los que recién empiezan. Son personas que apenas conocen las letras y alguno que otro ni eso. Increíble a esta altura del mundo no? Pero es así. Y ahí voy a estar yo, poniendo mi granito de arena para revertir un poco eso.
Voy 2 días a la semana, coincidiendo justo con matemática y lengua, así que también me toca corregir cuentas a mano (usar la calculadora del teléfono no sería buen ejemplo, no?).
Tizas, borrador, pizarrón, abecedario, cuaderno de tareas, recreo, me llevo dos, cero por toda la cantidad cero y la ge con la o go, entre otras, son frases a las que les estuve sacudiendo el polvo en estos días.
Lindo. Gratificante y lindo.


PD migrañosa (lo advierto así que no se quejen): Pensaba hacerlo gratis, obvio, pero encima ahora tengo la tranquiliad de que la educación universitaria de mis hijos está asegurada. El glorioso Estado Nacional me va a pagar la increíble suma de $50 por mes. Qué gran país...

4 comentarios:

some girl from nowhere dijo...

que bueno que empieces a concretar lo proyectado para este año!!

saludos!

Bays dijo...

Sí sí, es la idea. Por ahora voy bien.

Iván dijo...

felicitaciones por esta incursion en la docencia! esta muy bueno lo que contás!!! besos!
p.d. ya pensaste todo lo que te vas a comprar con el primer sueldo como docente? jiji

Bays dijo...

Aaaaaaay!! Tantas cosas!!! Viste que en el país de Cristina todo es tan accesible!!
Es más, quizás con el primero me compre todo lo que quiero y los siguientes los lleve a una iglesia para que compren polenta, arroz y esas cosas que comen los pobres (Susanita dixit!).