lunes, 13 de abril de 2009

Corte por lo insano

Está en cada moto que veo en la calle, en cada vez que abro la alacena y veo la yerbera, en cada tema de jazz que escucho por ahí, cada tanto en la revisión de la agenda de espectáculos para el fin de semana, en las preguntas de mi sobrina que no entiende y que tiene una máquina que lo va a convertir en mi novio de nuevo y, sobre todo, en mi cabeza todo el día. Pero en mi messenger ya no.
No podía, no quería, no sabía cómo, pero finalmente me di cuenta de que es lo mejor.
Necesito darle un poco de paz a mi cerebro. Necesito sanarme, dejar de sufrir. Necesito olvido.


PD: Ahora que releo veo que puede haber otras lecturas. El problema era yo, que no podía (no puedo) dejarlo ir. De su parte todo bien, no es que me venía psicopateando ni nada. Aclarado.

No hay comentarios: