viernes, 29 de mayo de 2009

No hay preguntas tontas, sí tontos que hacen preguntas

Que durante parte de mi infancia uno de mis sueños más anhelados haya sido traspolarme como los de Viaje a las Estrellas no te da derecho, querida, a preguntarme si hoy, año 2009, contando 33 pirulos, fui a ver la peli al cine. ¿O cuántas veces me escuchaste hablar de películas llenas de efectos especiales y vacías de contenido? ¿A dónde fueron a parar mis comentarios sobre las pelis de Woody Allen, de Pedro Almodóvar, de Carlos Sorín, de Lars Von Trier, de Quentin Tarantino, de Guy Ritchie, de Soffia Coppola y de tantos otros etcéteras? ¿Dónde estuvo tu cabeza todas esas veces que me mirabas como prestándome atención? ¿O es que acaso nunca entendiste de qué estaba hablando?
Historias de personas. Historias que te movilizan, que hablan o podrían hablar de tu vos, que te llevan a otros mundos, a otras realidades del otro lado del mundo que bien podrían estar a la vuelta de tu casa, que te divierten por absurdas o inverosímiles o bizarras. Eso es lo que me gusta ver en el cine, y no efectitos de computadora que apenas llevan a algunos cortos de genio como vos a decir "uaaaaaaaaaaaauuu". Así que gracias por ahorrarme cualquier recomendación cinéfila por el resto de la vida que vayamos a compartir.

11 comentarios:

El Griego dijo...

Ya se sabe, sólo vale mientras sea falsable. Popper dixit:

Excepción 1) Star Wars

Excepción 2) El Señor de los Anillos

La dos sobre todo.

Salut!

Zeithgeist dijo...

che, q el señor de los anillos se CAGA en el libro -.-

Bays dijo...

La pregunta es ¿por qué debería serle totalmente fiel?
Hablo en general porque no leí ese libro ni vi esa peli. La idea es que las películas basadas en libros no son ni más ni menos que las visiones de los directores sobres esos libros. Libres, independientes, filtradas por su subjetividad aún involuntariamente, y eso sin contar con que son dos lenguajes totalmente distintos.
Entonces, digo, que la peli no sea un completo reflejo del libro no está mal.

El Griego dijo...

Niña:

Sin ánimo de entablar polémica: acuerdo, como ya sabe, en que un film (nos pusimos en tren técnico-yankee) plagado de efectos especiales no es garantía de un buen producto. Con las excepciones que nombré, nombré dos películas que, A MI ENTENDER, si bien hacen uso de animación computarizada, no sacrifican la historia que se cuenta. Si al final el relato de película y libro son más o menos parecidos, es otro cantar, creo. Y cuando desee lo podemos discutir vía mail.

Salut!

Bays dijo...

Griego: Son dos "films" de los que no puedo hablar porque no vi ni me llama ver. Como dije, me quedo con las historias de personas. Si es inverosímil no me engancha.
Lo de que sea o no igual al libro fue en respuesta a Zeithgeist.

El Griego dijo...

Niña:

Le recomiendo encarecidamente no leer a Julio Cortázar ni a Jorge Luis Borges, entonces. Pero sí, en cambio a los realistas rusos o franceses. Evite películas con digresiones temporales que prescinden de la linealidad y obras de teatro, idem.

Salut!

Bays dijo...

Griego: Hablábamos de películas, no de literatura. Y la verosimilitud puede prescindir de la linealidad tranquilamente. Le recomiendo Memento por ejemplo, sin pestañear.

El Griego dijo...

A ver, hablemos de lo que maneja más, según parece, aunque pense que hablábamos también de libros en relación a las pelis. Hablemos de cine. Tarantino. Kill Bill, efectos especiales a montones. Hostel: "destinar mayor dinero a los efectos especiales", Frase de Quentin sobre la peli. Otro: Butterfly Effect... Sobre esa nada mas que verla. Otro: Eternal Sunshine Of The Spotless Mind. ¿Verosimilitud? Y midiendo fino, encontraremos finalmente que cosas como The cook, the Thief his Wife and her Lover necesariamente exigen efectos. Bien. Quiero decir que ni el hecho de que existan efectos especiales más o menos espectaculares, ni la verosimilitud de una peli hacen de ella un producto "bueno"... (atenti comillas)

Salut!

Bays dijo...

Otro día me contás de las pelis que se hicieron sobre libros de Cortázar o Borges. ;)
De las que nombrás hay un par que no vi, las demás son bellísimas justamente porque los efectos especiales aportan a la historia, no es que son el atractivo principal.
Y sí, me quedé corta. La verosimilitud no es lo único que me engancha, también el absurdo y el surrealismo. Lo que no me va es la cosa fantástica. Las fantasías las reservo para otros ámbitos. ;)

Iván dijo...

jajajaja! aguante mingo y anibal contra los fantasmas!! alguien tiene el libro de esa pa prestarme?! jijijiji

Bays dijo...

Ivi sos un HDP!!! Mirá con lo que salís!!!!