jueves, 18 de junio de 2009

Peña con n


Habiendo tanto pelotudo suelto respirando un aire que no merece, hoy se fue un grande. Gran artista, gran creativo, gran transgresor, aunque también un jodido importante sin dudas.
Creo que nunca había llorado por la muerte de un desconocido, pero es que además de la tristeza por una pérdida tan injusta aparecen fantasmas personales que plantean escenarios inaceptables, dolorosos, horribles.

El puto lindo se fue de gira.
Au revoir!

4 comentarios:

Iván dijo...

hola andre! la verdad... que gran pérdida para el arte en si mismo... igual lo más importante es todo lo que dejó! cuantos personajes hermosos! me gustó lo que posteaste! te mando un abrazo fuerte!

Bays dijo...

Hola amigo! De verdad me pegó mal esta noticia pero como decís, al menos lo que dejó es muy bueno.
Un abrazo de oso.

Anónimo dijo...

Yo lloré cuando se murió René Favaloro, tampoco lo conocía.

Bays dijo...

Cierto, otra gran pérdida. Me dio mucha pena, mucha impotencia, pero no me alcanzó a tocar ninguna fibra como sí me toca este caso, a varios niveles.
Perra vida.