viernes, 14 de agosto de 2009

En ayunas

Se encuentran, se miran, laten, se sienten, se rozan, se acercan, se tocan, ¿se besan?
No.
Irrumpe el sonar concurrente de ambos despertadores y cada uno comienza su rutina, procurando contar lo acontecido antes de morder la primera tostada.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Regresan. Y antes de que el sueño les aplaste las palabras, pesados párpados, voluntad impotente, balbucen tal vez escombros de proyectos irrealizables e irrealizados, deseos truncos, la mitad de una mentira sobre un amor que ya no saben qué es.

Bays dijo...

Como no firmaste me quedo con los derechos de autor.

Qué lindo si supieran...

El Griego dijo...

No me di cuenta de que no habia firmado...

Bays dijo...

Igual, como verás, no hizo falta.

El Griego dijo...

Veo. Debe ser mi encanto natural inconfundible. Por cierto, lindo el post.

Bays dijo...

Claro. Eso o que ya te piqué el boleto.
Igual me quedo con los derechos, sabelo.
:)