martes, 6 de octubre de 2009

Me salió sin querer

El viernes debo haber estado guapa. En la calle seis o siete desconocidos me dijeron "hermosa", "divina", "mi amor", "hola mamita" y hasta "sssss" (léanse como aspiradas) a lo largo del día.
Lo notable es que no llevaba ni escote ni mini ni tacos ni pantalón ajustado.
Lo insólito es que para mí no era para tanto.
Lo cómico es lo contento que estaba mi ego, tan chiquito él.

6 comentarios:

Sil dijo...

Buenísimo! El ego se te agranda mucho más que si hubieras tenido una mini o un pantalón ajustado.
A mí una vez me dijeron "qué lindos ojos"... raro que por la calle alguien te mire los ojos, pero ese fue el mejor piropo que recibí, y el que me lo dijo era un chico bastante lindo!

Víctor dijo...

Es que los piropos agrandan el ego, Bays, y te acaban convirtiendo en alguien precioso. Y no es sin querer: normalmente cuanto más os esforzais por estar guapas, menos lo estais. Y si no haceis nada por estarlo, resultais extremadamente atractivas. La simplicidad y la naturalidad tienen su morbo.

Un saludo. Guapa.

Bays dijo...

Sil: tal cual! El efecto sorpresa jugó a favor, ja.
Y sí, lindo piropo. ¿Encima estaba lindo el flaco? ¡¿Cómo no te casaste?!

Víctor: sobre lo de "extremadamente atractivas" tengo mis dudas, o casi siempre me dirían cosas lindas por la calle, jaja, porque soy de fijarme en qué me pongo pero para que me guste a mí, no necesariamente al mundo. Igual, cuando el gusta al mundo es re lindo.

Iván dijo...

mmm en este blog uno aprende mucho! voy a empezar a elogiar ojos! jejeje

Iván dijo...

mmm en este blog uno aprende mucho! voy a empezar a elogiar ojos! jejeje

Bays dijo...

Es un servicio a la comunidad (masculina). De nada. Jajaja.