miércoles, 4 de noviembre de 2009

Trece. ¿Qué te parece?

Por largo tiempo fueron apenas dos. Después se sumó uno y el número se volvió a congelar. Llegaron dos de golpe y otro se aburrió y se fue. Y cayeron dos más. Y de a poquito fueron llegando hasta pasar por uno la docena.
Gracias seguidores!!! Y todos desconocidos eh? (Eso, sí. ¿Qué pasa con esos amigos que sé que me leen? No se me hagan los tímidos que no se los creo eh?).
Por ahí veo otros blogs que tienen 30, 40 o más de 100, y para mí son malísimos. ¿Realmente los leen toda esa gente? ¿De qué me estoy perdiendo? Porque hay algo que no entiendo, eso está claro.
Pero ustedes, poquitos y todo, son fieles. Aunque no me comenten mucho sé que están ahí. Igual, si quieren dejar evidencia de su paso no me enojo para nada, jaja.
De nuevo, gracias por tomarse unos minutitos de vez en cuando para atender las ideas que se me da por lanzar al mundo.


PD: No, no es un post demagógico. Fue que caí en la cuenta del número y me dije "mirá vos che", alegremente sorprendida.

17 comentarios:

Paradise dijo...

Buenas, como sabrás soy nuevito en tu blog, apenas esta semana lo visité por primera vez, pero has logrado en mí que me picara el bichito de volver para saber que nuevo post había.

No te dejes llevar por los blog con visitas astronómicas, creo que un blog con menos visitantes, es más íntimo y se da más la interacción. Además si mucha gente coincide con lo que uno escribe, algo debe andar mal.

Saludos y adelante!

S · A · L dijo...

Buenas, llegué ayer, leí, me gustó y hoy, por si además de rara es un poco supersticiosa, me sumé a los seguidores: ya son 14. Ah, para buscar su alfajor necesita hacer un viajecito en tren por gusanosmetalicos.blogspot.com

Bays dijo...

Paradise: es cierto, está bueno esto de la cosa más intimista. Y a veces está bueno que mucha gente coincida con uno, pero si pasa mucho es para desconfiar.

S·A·L: no soy supersticiosa pero, como siempre digo, la sal es la sal, jaja. Gracias por sumarte! Ya voy a pasar a buscar ese alfajor.

Sil dijo...

Somos pocos pero buenos (y raros).

Bays dijo...

Raros seguro. Lo de buenos habría que ver, jaja.

Paradise dijo...

Hey!! Somos buenos!! o por lo menos lo intentamos....;)

Bays dijo...

Bueno, rectifico. Algunos no son buenos, a otros no los conozco.
:P :P :P

S · A · L dijo...

prefiero a las chicas malas, aunque sus besos salgan mas caros cuando los regalan y huelen a fracaso

rodrigo dijo...

jojojo me sumo y ya somos quince lalalalalala!!!!

Bays dijo...

S·A·L: no entendí lo de que huelen a fracaso pero sí, yo también prefiero a los chicos malos. La bondad como que aburre después de un tiempo no?

rodrigo: gracias!! Qué bien que me salió este post! Jaja.

Iván dijo...

siempre estoy bays! placer leerte!

PM dijo...

menos es más

saludos

Bays dijo...

Iván: hooooola amigo!!! Sí, sé que estás, como siempre. Te mando un besote enorme!! Tengo muchsa ganas de verlos!!

PM: totalmente! Calidad y no cantidad. Gracias por pasar.

Iris dijo...

Presente amici! pasé a ver si comentaste sobre algo q me contaste, me gusta leerte :)

Bays dijo...

Gracias nena. Qué lindo que te guste.

Víctor dijo...

Pues ya sumaste 4 más, Bays. De todos modos no te preocupes: el número de seguidores no es un indicador fiable de la calidad de un blog. Si dedicas más tiempo a pasarte por blogs de otros e invitarles (o coaccionarles) a pasarse por el tuyo, o si te haces seguidor de cientos de blogs, seguro que en poco tiempo tu contador de seguidores crecerá como la espuma.

Como en casi todo, importa más la calidad que la cantidad.

Un saludo.

Un Poco Rara dijo...

Gracias Víctor. No es que me desviva por tener miles de lectores. Pasa que no entiendo esos blogs a los que caigo por casualidad y que me parecen malísimos pero tienen un montón de gente "interesada" en ellos digamos.
Seguro que me quedo con mi pequeño número, gratamente en crecimiento, que con cientos que hace meses que ni pasan.
Saludos y gracias por ser de esos fieles.