lunes, 15 de febrero de 2010

Rica

Como después de las vacaciones los recursos se volvieron escasos, la compra del súper la tuve que tarjetear. Y como si no hubiera que pagarlo después, me di el extremo lujo de comprar un trozo de carne vacuna. Acabo de hacerlo al horno con cebolla, pimiento rojo, pimiento verde y vino blanco, bien condimentado estrenando mi radiante molinillo de pimienta negra. Me quedó es-pec-ta-cu-lar.
Vivir en el país de Cristina es maravilloso.

7 comentarios:

P.Anache dijo...

Que maravilla! =) ...
si podemos decir que sos una afortunada!.. ahora te digo, me tentaste con la carne eh! .. hace semanas no se come carne en casa! =/ ... ya vendran tiempos mejores,.. mientras tanto... fideos y arroz! jajajajja

saludos!
me encanta tu blog!

LoQueSobróDeAnoche dijo...

heeeeey pero si el viagra... quiero decir el chancho no es que está más barato!??

ja!
carne y tarjetas de credito... ud si que es de la "alta" burguesia eh!

salú!

Un Poco Rara dijo...

P.Anache: para cambiarle la cara al arroz y a los fideos, atún o una lata de jardinera. No todo es manteca en la vida.

LoQueSobróDeAnoche: altísima, darling! Tengo la topetitud a flor de pielll mirá.

carlos dijo...

por lo que veo tenes muy buena mano para cocinar de solo pensarlo se me hace agua la boca besos

Un Poco Rara dijo...

Sería poco modesto decir que sí, pero sí, jajaja. En realidad me gusta cocinar y como la destinataria soy yo sola no tengo quejas.

El Griego dijo...

...

Un Poco Rara dijo...

...?