martes, 6 de abril de 2010

Saña

A la salida de la escuela vio a su ex besando a otra chica. Llegó a su casa y descargó su furia contra la colección de pandas que él le había regalado. A algunos les arrancó los brazos; a otros, la cabeza; y a los últimos, los ojos. Al no ver sangre, lloró.

6 comentarios:

Zeithgeist dijo...

excelente!

Un Poco Rara dijo...

Gracias! :)

La Agartija dijo...

Que gracioso tu blog !!! los bichitos..muy bien. Quien no se identifica con este post que tire la primera piedra...al panda !!!

Un Poco Rara dijo...

Hola Agartija! Me alegro de que te divierta mi blog. Ese es el objetivo la mayoría de las veces: divertirme y divertir a los que se presten al juego.
Bienvenida!

Mafalda dijo...

En mi caso no habria coleccion de peluches que valga. Arremeteria sin dudarlo contra el infiel
Geniales tus posts...hace unos dias que entro pero primera vez que comento. Saludos tucumanos

Un Poco Rara dijo...

Está el problema ese de las leyes que dicen que matar a alguien está mal también. Creo que esta chica se lo vio venir y por eso se desquitó con los ositos, jajaja.
Muchas gracias. Bienvenida.
Saludos cordobeses ;)