viernes, 23 de abril de 2010

Sin musas

La hoja pasó del blanco al rojo. El escritor decidió cambiarla de color, cansado de intentar, por años y sin éxito, cubrirla de palabras.


4 comentarios:

Malú!!! dijo...

Me encanta tu estilo... Me declaro fan #1 de tus letras muakala...

Un Poco Rara dijo...

Gracias Malú. Qué lindo.

Rufino U. Sánchez dijo...

Un texto monocromo pero muy bueno. Felicidades

Un Poco Rara dijo...

Muchas gracias, Rufino.
Saludos.