lunes, 19 de abril de 2010

Sola

La casa se ha vuelto grande. La cama se ha vuelto fría. El freezer está lleno porque, sin darme cuenta, sigo cocinando para dos.
Ya no quedan fotos a la vista y tu ropa engalana a los mendigos del centro. Aún así tu recuerdo me asedia, me aturde, me sofoca.
He llegado a un punto en que la situación me resulta insostenible, y he tomado una decisión al respecto. Sobre tu tumba dispararé el tiro de gracia que me hará ir en tu búsqueda.

Microrrelato presentado a un concurso cuya consigna es "Sobre tu tumba".

3 comentarios:

Y si cantas a la luna y perdes la vida en un instante dijo...

me gustoooo

cuentochino dijo...

Muy bueno, envidio la capacidad de contar de manera tan breve historias tan intensas.
Voy a pasar a verte más seguido, bye!

(he aquí mi humilde aporte al crecimiento del blog con este exótico insecto peludo y baboso al mismo tiempo, disfrazado de comentario halagador)

Un Poco Rara dijo...

Y si cantas: muchas gracias! Bienvenido.

cuentochino: Jajaja. Gracias! Muy "rico" tu bicho. :P
Pasá cuando quieras. Tengo mis lapsus pero en general posteo seguido.