martes, 10 de agosto de 2010

Gracias, estoy mirando

Mi hermana no sabe qué regalarme para mi cumple. Hoy estuve dando vueltas por el centro buscando ideas y le armé una listita, como para que tenga algo de sorpresa.
No es fácil ser complicada. No no no.

10 comentarios:

manu dijo...

Seguro que le erra el talle! Jajaja.

Un Poco Rara dijo...

Jajaja. Qué malo! No, por suerte en eso tiene buen ojo.

La Agartija !!!!!! dijo...

es un problema ser un problema...ojalá que te guste algo de lo que elegiste...tan así de complicada uno es....

Un Poco Rara dijo...

Ah más vale! Todo lo de la listita me gusta así que no puede fallar.

AntOch dijo...

Es lo más eso!
El año pasado yo centreaba con mi amiga Naty por lo que que ella + o - sabía lo que yo "quería" y para el día del amigo me regalo una billetera (porque ya no daba andar con los billetes hechos un bollo en mi monederito y era hora de tener billetera!) y un anillo con una rosa (que me encantaba)
Esa es una buena técnica también!

Un Poco Rara dijo...

Yo prefiero la sorpresa porque uno cuando regala dice muchas cosas, pero bueno, tampoco está mal dar una manito antes de que te caigan con cualquier porquería, jajaja.

Lauri S dijo...

si, bue..q se yo..
más o menos yo sé q esperar de acuerdo a quién regala.
mi papá me ragaló un caloventor....
y no me sorprendí...
el universo me lo compensó con un ipod.

Un Poco Rara dijo...

Jajaja. Toda la onda tu papá eh?

YoFran dijo...

A mi me gusta la incertidumbre que plantea la vida. Prefiero la sorpresa del regalo aunque mas no sea una porqueria. ¿quien sabe cuando voy a necesitar doce perchas de plastico o un cajon de mandarinas? Hoy preferiria un caloventor a una bermuda y mañana no se que preferire... me amigue con cosas que pense que iba a tener tiradas y perdidas por siempre y guarde objetos que en su momento me parecieron eternos.

Al final ni yo sabria que regalarme. Por eso prefiero la excusa de la culpa ajena. Eso es un buen regalo jajaja.

Eso me pasa por volver un poco pasado de tragos. ¡Maldito frio!

Lo bueno es que me desahogo en tu blog y no en el mio jajaja... Creo...

Un Poco Rara dijo...

Sí sí, yo también prefiero el efecto sorpresa. Me ha pasado de recibir regalos que yo no me hubiera comprado y que me encantaron y a otros los aprendí a querer, je.
Yo, si tuviera una tarjeta gold, tendría clarísimo qué regalarme, jajaja.
Ojo con lo que te hace postear el estado etílico eh? :P