lunes, 6 de septiembre de 2010

Cambio de escenario

"La nueva bandera tendrá los colores de este hermoso cielo" sentenció el General Belgrano mirando la aurora boreal.
Desde 1978, año en que se popularizó el uso de la que conocemos como bandera gay, diversas agrupaciones argentinas solapadamente homofóbicas insisten en presentar innumerables peticiones al Congreso de la Nación solicitando la modificación de la insignia nacional por un diseño más sobrio. "Algo como celeste con blanco podría ser" señala ante los micrófonos una señora.

6 comentarios:

AntOch dijo...

Qué mala onda!
Ese cielo boreal es mucho más inquietante y llamativo que la "sobriedad" del celeste con blanco!

Un Poco Rara dijo...

Viste? Igual, no me veo prometiendole nada a la multicolor eh? Jaja.

manu dijo...

jajaja, si, además como 50 paises tienen celeste y blanco. Aguante el multicolor!

Un Poco Rara dijo...

Ay manu, manu. No serás medio gay vos? Jajaja.
Lo dicho, se me hace raro respetar una combinación que no sea albiceleste. Como cuando ves la de otro país, que se te hace un pedazo de tela nomás.

mato dijo...

risa mal.
venía leyendo de arriba y este post me hizo link al del elefante/perro rosa y las sustancias varias.

Un Poco Rara dijo...

Ah pero nada que ver eh? Es una hipótesis nomás, respondiendo a la consigna de la serie "Qué hubiera pasado si..."
Los efectos lisérgicos van por otro lado, jajaja