viernes, 3 de septiembre de 2010

Merienda

"Pobre Lavalle", pensó la criada y lo dejó descansar mientras seguía con sus quehaceres.
Años después se inventaría el alfajor, al unir dos galletas con abundante dulce de alcayota.




Lo que sí pasó, aquí.

3 comentarios:

Lauri S dijo...

gracias a las odiosas metiches!

AntOch dijo...

JAjajaj lo que son los inventos, no?

Un Poco Rara dijo...

Lauri: sí, gracias señora

AntOch: como casi todos, salió de casualidad