martes, 12 de octubre de 2010

Casting para compañeros de taller

En la clase de teatro casi siempre trabajamos solos. Apenas un par de veces hicimos ejercicios en parejas. Hoy, justo el día en que la mitad de la clase era para trabajar de a dos, me tocó con un queso. Y no, no es que me crea Meryl Streep, pero si la pauta indica trabajar con otro, al menos dejo el autismo en mi casa y MIRO a ese otro, para ver qué me propone y a la vez proponerle.
Igual, fue productivo. Ya sé de quién me tengo que ubicar lejos de ahora en adelante.

11 comentarios:

Lauri S dijo...

no es fácil ser diva.
:P

jaaa..q lindo hacer teatro. es una de esas cosas q admiro mucho en los otros, digo..porq yo tambien soy autista.

Un Poco Rara dijo...

Es animarse, nada más. Dejar el miedo y la vergüenza en la vereda antes de entrar, sino es al pedo.

AntOch dijo...

Totalmente!

mato dijo...

bueno, meryl streep también debe haber pasado por el punto de tener que esquivar quesos.

Caro Pé dijo...

Yo estudié teatro, es lo más! Qué bien que hace. Era un gran viaje cada ejercicio.
Y si, conviene que con el que estás haciendo el ejercicio haya conexión.
Y ésto solo se logra abriéndose al juego.
Saludos!

Un Poco Rara dijo...

mato: no soy digna de semejante comparación pero agradézcole infinitamente

Caro: tal cual, si no hay apertura no hay diálogo, y si no hay diálogo no pasa nada

YoFran dijo...

Hice teatro y creo que hice muy bien de Gruyere.
Tambien mi amplio curriculum puede dar fe de grandes interpretaciones de arbol y de granadero de San Martin (en la primaria). Un joven Fran avanzando solemnemente a travez de los Andes.

En fin...
Todo para decir que hace poco hice teatro pero como detesto algunos ejercicios que me parecen muy salamines abandone.

A Alfredo Alcon no creo que le hayan pedido que vaya corriendo frente a otra persona, salte y grite su nombre.

Queso, Gruyere, salamines... me dio hambre.

YoFran dijo...

Yo de nuevo (bis): ja! ahora que lo pienso me quede con las ganas de decirle al profesor: Flaco ¡soy un actor serio!

jajajajaja.

No soy vergonzoso para actuar pero algunas cosas me sacan. ¡Soy digno!

Un Poco Rara dijo...

Jajaja. Me dio mucha risa tu comentario.
Puede haber ejercicios que parecen pavos a veces, y en ese caso les tenés que buscar la vuelta para que te lleven a algo interesante. Si poniendole pilas y todo no se puede, hay que cambiar de taller, pero nunca quedarse con que eso es el teatro. Hay montones de opciones y posibilidades ;)

Ushka dijo...

Cómo??? SOS COMPAÑERA DE TEATRO DE MARIANO MARTINEZ??? no te la pued..

Un Poco Rara dijo...

Jajaja. No sé el nombre pero en todo caso será Mariana.
Lamentablemente el bobo ese no es el único queso. Te tiro uno peor: Nicolás Cabré. Viste?