viernes, 12 de noviembre de 2010

Corte

Lo extraña cada día. Llora su ausencia. Añora las suaves caricias en su rostro, la calidez en su cuello.
Aunque la separación fue abrupta, en un primer momento pudo sobrellevarla. Hasta se sentía bien. Pero la rutina la fue llevando, paulatinamente, a este estado actual de absoluta tristeza y desencanto.
Varios meses, quizás años le tomará recuperarse. La vence la impotencia al darse cuenta de que sólo el tiempo hará que su pelo vuelva a crecer hasta cubrirle por completo la espalda.


2 comentarios:

AntOch dijo...

Jajajajaja yo lo sigo viviendo!
Me corte el pelo hace casi un año y debe haber crecido tan sólo (según papá) 20 cm!
Pero sigo teniéndolo corto!
Ya quiero que crezca!!!

Un Poco Rara dijo...

Veinte cm en menos de 1 año es un montón!!
Probaste con extensiones (qué asco!)