sábado, 17 de diciembre de 2011

No es fácil ser yo

Sigo planificando mi viaje al viejo continente. Pedí las vacaciones para tomármelas allá así que, además de recopilar información por una multitud de canales, recopilo todo aquello que me signifique dinero, desde una moneda encontrada en la vereda hasta la prescindencia de comprar helado "porque tengo una lata de duraznos abierta" (?), como si fueran postres comparables.
Parte del plan es (era?) visitar la ciudad de Amsterdam y, especialmente, sus famosos coffees. Peeeeeeeeero... hoy me entero de que el gobierno holandés, todavía no entiendo con qué propósito relacionado con la recesión económica según leí, ha tomado la medida de prohibir la venta de cannabis a toda persona que no tenga la residencia en en el país, con vigencia a partir del 01/01/2012. Cuándo viajo? El 14.
Considerando que la despenalización del consumo data de 1976, o sea, desde hace 35 años, el hecho de que se prohíba apenas dos semanas antes de mi viaje no hace más que confirmar que el universo tiene un sentido del humor extraordinariamente cínico.

7 comentarios:

Beatrice Portinari dijo...

Sospecho que lo de la humilde plantita no se debe a la recesión económica sino a la intolerancia programada sabiamente por los dueños del corral (para que nos demos cuenta de lo buenos que son al defendernos de nosotros mismos).
Mucho cuidado en Francia porque te meten en la cárcel por decir hostia.

Un Poco Rara dijo...

Bueno, lo voy a tener en cuenta. Por suerte "hostia" no es una palabra que use mucho :P

Beatrice Portinari dijo...

:)

Lauri S dijo...

les irá a funcionar eso??? hmmm..no creo che.

Un Poco Rara dijo...

No sé, pero mientras prueban me cagan el paseo. Espero que haya un mercado negro por ahí.

Ushka dijo...

Mejor! Una buena excusa para hacerse amiga de algún holandés generoso.
Aparentemente a los argentinos nos quieren en Holanda, aprovechá!

Un Poco Rara dijo...

Jaja. Esa es buena. No la había pensado.
Nos quieren porque a la Zorraguieta la adoran.