jueves, 22 de marzo de 2012

Un año y todavía lo extraño.
La puta que te parió, cerebro.

1 comentario:

Pau Go dijo...

Algunas cosas nunca dejan de extrañarse...