sábado, 8 de marzo de 2014

Culpa de quién?

Y de repente hay días, o momentos, en que sólo podés ver desolación. No sabés de dónde viene ni qué la trajo, pero no tenés modo de evadirla.
Mirás al lado y no ves a nadie. Y tirás al aire preguntas que hacen eco. Por qué no hay nadie? Es culpa mía? Es culpa de otros? Y pensás en modos de poner a alguien al lado pero no, no hay modos. Si desconocés las causas de un problema difícilmente puedas darle solución.
Y entonces te quedás ahí, solita mi alma, esperando que pase. Qué más?

Disculpen esta noche de autocompasión.
Sigan con lo suyo.

6 comentarios:

Belén C. dijo...

Justo hoy estoy así, me leíste la mente.
Saludos!
http://100cosasparahacer.blogspot.com.ar/

Ushka dijo...

Entré varias veces para comentar este post, pero nunca encontré las palabras exactas.
Creo que no puedo decir mucho excepto que algo de eso entiendo. Y a veces se pasa rápido, en una noche, y otra veces, la guacha, se queda más de un fin de semana.

Un Poco Rara dijo...

O te da vacaciones, y al tiempito se da otra vuelta.
La matemática es exacta. Las palabras, no siempre, pero siempre son apreciadas acá.

José A. García dijo...

La culpa la tiene la iglesia cristiana que con el concepto de pecado introducido a mediados del siglo IV de nuestra era, arruinó muchas cosas en el pensamiento occidental.

Saludos

J.

Vicky Martello dijo...

¡Ojo! A veces uno elije estar sólo, pero no se da cuenta de eso.

Un Poco Rara dijo...

José: No entiendo tu punto.

Vicky: Es "elige" y no, no es mi caso.