martes, 30 de junio de 2009

Verdades irrefutables sobre las salas de espera

+ La cantidad de revistas es inversamente proporcional al tiempo medio de espera. Si no hay ni una, preparate para salir con arrugas que al llegar no tenías.

+ Si hay un tele siempre estará sintonizado en alguno de esos canales que en tu casa te salteás.

+ Si hay niños siempre serán inquietos, hablarán a los gritos y, si el espacio lo permite, hasta correrán, alterando la paz de todos los que no son sus padres.

+ Si te toca esperar mucho, cuando sea tu turno vas a entrar y salir, impidiendo la venganza contra los que te siguen.

+ Si tuviste que sacar un número vas a tener la sensación de que faltan muchos hasta llegar al tuyo, aunque sean 3.

+ Cada vez que llamen a un número vas a mirar el tuyo y vas a repetir "Cierto", como recordandolo.

+ Si para ser atendido te indican "a la izquierda" o "a la derecha" siempre siempre siempre vas a tener 1 segundo inicial de confusión (que a algunos les dura incluso un poco más).

+ A las secretarias les descuentan del sueldo los gestos amables. Y cada sonrisa les resta medio aguinaldo.

+ A los visitadores médicos los mandan tus enemigos.

+ Para las señoras que le dan charla a cualquiera sobre cualquier cosa sus enemigos me mandan a mí.

2 comentarios:

Sil dijo...

Qué es peor: que no haya revistas o que las que hay sean de 4 años atrás?

Muy bueno el último punto jajaja si estas señoras quieren darle charla a alguien, me parece que el muro de Berlín les va a responder más que yo.

Bays dijo...

Si te toca esperar casi 3 horas como a mí ayer hasta la Radiolandia sirve.
Y sí, no soy muy sociable con la gente que no conozco. Charle con la pared señora.