viernes, 31 de julio de 2009

Un corte y enseguida volvemos!

Soy bastante televisiva, al punto de prestarle atención hasta a las publicidades, aunque la mayoría del tiempo, y más al no tener cable, éstas son más interesantes que los programas. "Y por qué no apagás la tele?" preguntarán con toda razón. No puedo. Ya es una adicción. Muchas veces estoy en la compu (como en este instante) y la tele al lado hablandole a nadie, pero TIENE que estar prendida hasta que se acaba la programación.
Basta! Seguro ustedes también tienen vicios de los que se arrepienten, ocultos, que los controlan. Sincérense!
Bueno, a lo que iba es que por estos días hay un par de publicidades que me causan mucha gracia cada vez que las veo.
Acá van.


Una casita no alcanza, querido!


Un Claudio María Dominguez hilarante

Y también me gusta la de Hellmans que habla de los sandwiches, pero como no la encontré en iutub les dejo este clásico.


No hay comentarios: