viernes, 21 de agosto de 2009

Ante todo, el glamour

Asalto fallido a supermercado. Una mujer joven y su hijita caminan por una vereda cercana. Los tipos logran escapar y las toman como rehenes. Se atrincheran en un porche y golpean furiosamente la puerta de la casa. Del otro lado una señora mayor entiende que se trata de una discusión y decide no abrir. La Policía aporta un negociador y tres horas después los tipos se entregan.
Todo esto ya lo leíste en los diarios. Lo que no sabés es que al día siguiente, después de haber aparecido en todos los medios dando su testimonio, la pregunta de la señora a familiares y conocidos fue "¿Salí bien?"

2 comentarios:

Víctor dijo...

Qué presumida la señora. ¿Por eso se llama presunción de inocencia?

Saludos lelos!!!

Bays dijo...

Presumidísima, ja! La conozco porque soy amiga de uno de los nietos.