lunes, 7 de septiembre de 2009

La espera trágica

Tic tac tic tac tic tac.
Sentada, sola, espera. Busca sin éxito algún pensamiento que la lleve a otro lugar.
Tic tac tic tac tic tac.
Llegó varios minutos antes con la intención de relajarse. No está funcionando. Tiene el estómago y la garganta unidos en un solo nudo.
Tic tac tic tac tic tac.

Frota sus manos sudorosas sobre la falda. De a ratos la pierna izquierda sufre espasmos que derivan en un pequeño taconeo que suena como ametralladora.
Tic tac tic tac tic tac.
¿Qué está haciendo ahí? ¿Habrá tomado la decisión correcta? Sí, ya era tiempo. Tres kilómetros de cabellera ya se habían tornado inmanejables.

7 comentarios:

Víctor dijo...

Pensé de todo (en serio,Bays,de todo) antes que en una visita a la peluquería. A mí sí que me tomaste el pelo, jejeje,y no a la chica.

Saludos lelos!!!

Bays dijo...

Jajaja. Justamente esa era la idea Víctor!
Gracias por pasar.

Martín dijo...

En mi caso tengo menos tiempo para pensar.. Lindo texto! Un beso

Bays dijo...

Gracias Martín!
Saludos.

Naida dijo...

Hola Bays.
Qué buen texto. Pensé que iba o a abortar o algo así. Y cuando leí el final me acordé de mí misma.
Me gusta tu blog, lo acabo de descubrir, espero pasar por aquí frecuentemente.
Saludos.

Bays dijo...

Hola Naida. Bienvenida y gracias por tu comment.
También tenías una cabellera de 3km? Jaja.

Naida dijo...

Sí, bueno, más abajito de la cintura... :o)