martes, 1 de septiembre de 2009

Mi cerebro me cuida?

Nunca sueño. O nunca me acuerdo de lo que sueño. Siempre tengo la duda de cuál afirmación es la verdadera. Si es la primera ¿no seré un caso de estudio médico? ¿No tendría que presentarme al Conicet o a alguna parte? Y si es la segunda, la siguiente pregunta es ¿por qué? ¿Habrá cosas que me conviene no acordarme? ¿Tendré pensamientos residuales nocivos?
En realidad lo de nunca es un poco exagerado. A veces sí me acuerdo. Las dos últimas, por ejemplo, la vi a ella. Estaba linda, bien. Y la extraño tanto que seguro esta noche me la encuentro de nuevo para darme un cachito de paz.

2 comentarios:

Víctor dijo...

He leído por ahí (y comprobado estadísticamente) que el consumo de cannabis propicia que no recordemos los sueños. Yo sueño poco, casi nada. Y me apena, porque me da la sensación que desaprovecho una tercera parte de mi vida. La mejor ficción,quizás antes que en el cine o la literatura, se encuentra en los sueños.

Saludos lelos y dulces sueños!!!

Bays dijo...

Jaja! No conocía ese efecto. Igual, lo mío es tan esporádico que no creo que sea la causa de mi falta de recordación. ¿Será la tuya? ;)
Y sí, debe haber re buen material ahí. El cine y la literatura probablemente sean sueños de otros ya procesados.