martes, 24 de noviembre de 2009

¿Cena pesada o demasiado noticiero?

Soy capaz de matar. Lo descubrí anoche.
soñé que alguien, no registré quién pero era alguien conocido, me daba un arma, un revólver, raro claro, porque era un sueño, para que lo llevara a no me acuerdo dónde, que en realidad no es relevante, porque no servía más. Quizás tenga que ver con que en mi familia siempre me encargo de juntar las pilas viejas para llevarlas a los lugares especiales de recolección en lugar de tirarlas con el resto de la basura.
Recuerdo que el revólver era todo plateado y que en lugar de culata tenía dos manijas con resortes que se empujaban contra un soporte que había más adelante, como los frenos de una bici pero al revés. ¿Se entiende? Si no, no importa. Lo que importa realmente es lo que vino después.
Camino a depositar el revólver, a varios metros de distancia y en dirección opuesta, se me apareció un pendejo con un pañuelo en la cabeza, todo vestido de jean, con cara de grueso prontuario, apuntandome con un revólver, esta vez uno normal. Yo, sabiendo que el que tenía no servía para nada, también le apunté. Lejos de amedrentarse, me sostuvo la mirada y se adelantó unos pasos. Perdido por perdido, apunté directo al estómago y disparé, y tuve la certeza de que, de haber tenido balas, hubiera dado en el blanco. Pero no. El intento de ahuyentarlo fue infructuoso, no así su disparo, que impactó directo en mi pecho. Y ahí, mientras me desvanecía, terminó el sueño, o me desperté, o morí.
Lo curioso es que nunca recuerdo los sueños, sin embargo de éste todavía tengo presentes varias imágenes y sensaciones.
Lo inquietante es con qué seguridad fui capaz de efectuar ese disparo, aún conociendo sus consecuencias.
A veces, pocas, me doy miedo.

8 comentarios:

Víctor dijo...

Las dos cosas del título deben tener la culpa. Que Freud te desvele el significado. Como sueño, misterioso; como relato, bueno.

Un saludo.

Un Poco Rara dijo...

Hola Víctor! Gracias por pasar.

Ushka dijo...

Creo que podríamos hacer una nueva versión de Sweet Dreams que diga

"Some of them want to shoot you
Others want to be at shoot"

Che
dónde llevás las pilas, by the way?

Un Poco Rara dijo...

Serían Bitter Dreams, jaja.
A las pilas por ahora las acumulo en casa hasta que la nueva empresa que se hizo cargo de la recolección de basura decida hacerse cargo de ese temita. Igual yo estoy en Córdoba, no sé vos.

Ushka dijo...

En Buenos Aires. Cordoba ciudá? Yo fui un par de veces. Pero no me acuerdo mucho de la ciudad.

Un Poco Rara dijo...

Córdoba ciudad, sí. Se está poniendo linda ahora, por partes.

Iris dijo...

Nenaaa! Al final Ana no era mas peligrosa q vos. Beso!! (muchos besos, hago lo q me pidas, ejemmm, me voy!!)

Un Poco Rara dijo...

Después pasame el teléfono de Anita que le explico algunas cosas. Jajaja.
Un beso amiga. Y no se preocupe, usted está a salvo.