lunes, 9 de noviembre de 2009

El momento M

Llego a la hora indicada. Presento la credencial de la obra social y la secretaria inquiere "¿Trajiste los papeles?". Yo "¿Qué papeles? No me dieron nada." Ella amplía "Los papeles de la cirugía: el pedido del médico, la autorización de la obra social". De nuevo "No. No me dieron nada". Dele buscar y nada. La mamerta de la otra secretaria, la que se supone que tenía que hacer todo el trámite, obviamente no estaba. Pienso "si me suspenden la cirugía por unos putos papeles quemo todo". Pero no. Finalmente llega el doctor, indica el código de no sé qué cosa y parece que está todo bien.
Más tarde de los esperado me hacen pasar a la habitación. La enfermera (¿o debo decir la ordenanza, ya que compartía el uniforme con la empleada de limpieza?) me reta porque no llevé pijama ni una toalla por si me da vómito. A ver señora, ¿cuántas cirugías importantes se cree que me hice en la vida? ¿Una por año? ¿De dónde se supone que tengo que saber si nadie me avisa? Cuando me operé de la vista me hicieron quedar en bombacha y me dieron medias, bata y gorro descartables, y así pasé al quirófano. ¿De qué pijama me habla? Me trató como si tuviera 5 años y me dijo "yo cuando me voy a operar llevo todo el bolsito, por las dudas". Claaaaro!!! Espere entonces que lo saco del mismo bolso que llevo a todos lados con un paraguas, un par de medias limpias, una campera abrigada por si nieva, un gel refrescante por si me insolo y la medallita con mi grupo sanguíneo. Diosssss.
Tampoco me avisaron que tenía que ir con alguien pero a mi hermana, que pidió el día en el trabajo y me acompañó porque "yo quiero estar mientras te operan", le hicieron firmar una fichita haciendose responsable.
Retomando. La "amable" señora me trae una bata que sobraba por ahí y me increpa "¿Estás en ayunas no? ¿No tomaste nada nada?". Yo, con mi mejor cara de ingenua le digo que tomé menos de medio vaso de agua cuando me levanté. Me reta de nuevo. "Bue. Esperá que le voy a avisar al anestesista." Pienso "Si el anestesista se hace el jodido quemo todo". De allá viene la señora con que "Dice que no le mientas, que digas la verdad. Es por tu propio bien, viste?". Le aseguro que es la verdad. Se va de nuevo y me dejan esperando dos horas porque antes que yo tenía turno otro paciente con el mismo médico. Me pregunto si se pensaba clonar y para qué mierda me hicieron levantar tan temprano si ya sabían que los tiempos no daban, pero con mi hermana nunca nos faltan temas de conversación así que la espera se hace llevadera.
Traen al otro paciente. Está en la habitación de al lado. Se queja bastante. Lo escucho y se me frunce un poco todo pero pienso que quizás a él le hicieron otra cosa, que a mí no tiene por qué dolerme así, y me hago la boluda y trato de charlar para no escucharlo.
Al rato me vienen a buscar. Entro al quirófano y me inquieta un poco ver varias personas y ninguno es mi doctor, pero me hago la superada. Me banco el pinchazo en la mano, acepto las disculpas del anestesista "porque tenés las venas muy finitas", y me banco el segundo más a fondo. "Vas a sentir un pequeño mareo". Sí. "Y un gusto amargo en la boca". Sí. "Respirá hondo. Nos vemos en un rato". Chaaaaaaaaaaaaaauuuu.
Me despierto y estoy de nuevo en la habitación. Mi hermana dice que llegué con los ojos abiertos y dije no sé qué, y que fue un quilombo pasarme de la camilla a la cama, pero no tengo el menor registro. Horrible sensación. Como esa vez que me puse en pedo en un casamiento y me enteré recién cuando vi fotos para las que no me acordaba haber posado. Es que fue con champagne de calidad y la resaca posterior no existió.
Bueno, ahí me tuvieron unas horas en observación pero estuve espléndida, así que ya estoy en casita, con reposo por una semana, ibuprofeno cada 3 horas y un antibiótico cada 12.
El miércoles me toca control. Mientras tanto tengo que respirar por la boca porque tengo tapones. Esa es la parte más molesta. Pero sí, estoy bien.
;)


ACTUALIZACIÓN:
Por fin me sacaron los insoportables tapones, dos tiras de gasa 30cm de cada lado. Me sentí pariendo gusanos alienígenas por la nariz. Asco total. Y el médico tironeando como quien desteje una bufanda. ¡Con suavidad, querido! Me lloran los ojos. No es que me duela taaanto pero viste que la nariz te hace llorar.
Ohpordiospuedorespiraaaaar!!! Y hasta percibo el olor a alcohol en las manos del doc!!! ¿Será que dejé mi anosmia en ese quirófano? Veremos. Por ahora todo quiere volver a su lugar y es bastante molesto, sin contar con ese puntito que me hicieron que me pincha, me pica y me hace ver como una morcilla o un niño envuelto o cualquier cosa que se ate con piolín.
Lo mejor: el doc dijo que estoy perfecta (bue, mi nariz).
Lo peor: sigo con el antibiótico, así que el Frizze va a tener que esperarme unos días más.

9 comentarios:

Paradise dijo...

Me alegro que todo salió bien y ya estás de vuelta. Adelante con la recuperación!!

Saludos!

S · A · L dijo...

Me alegro que estés bien, que sigan los post. A propósito, la enfermera insoportable, por lo menos, dio para una buena entrada en el blog. Que pronto respires por la nariz.

Un Poco Rara dijo...

Paradise: sí. Creo que mañana me voy a comprar un kilo de helado para minimizar el padecimiento.
;)

S·A·L: insoportable la señora, sí! Me retaba por todo! Gracias por el deseo.

Sil dijo...

Me alegro mucho que todo haya salido bien!!

Un Poco Rara dijo...

Gracias Sil. Lo bueno es que no me duele nada.

rodrigo dijo...

des - cor - chemos!!!!
des - cor - chemos!!!

entro en huelga laboral hasta que ese frizze este servido!! ;)

salú!!

Un Poco Rara dijo...

Ah sí, claro! Echame la culpa a mí ahora! A la-bu-rar querido!
Chin chin virtual.
;)

rodrigo dijo...

es que ya lo dijo tato bores!!

la culpa no la tiene uno, la culpa no la tiene ni siquiera Magoya, y mucho menos Montoto...
la culpa.. la tiene El Otro!!

:) ;)

Un Poco Rara dijo...

Jaja! Groso Tato. Pero no lo tomés literal!