viernes, 24 de junio de 2011

Crisis de señoridad

El vendedor de computadoras, acostumbrado a ver a estudiantes universitarias de Nueva Córdoba desfilar por su local, me pregunta "Señora, qué necesita?".
El gasista, acostumbrado a tratar con amas de casa sexagenarias, me saluda con un paternal "Hola nena. Cómo te va?"
Ya no sé si soy o parezco.

7 comentarios:

Carolina Bugnone dijo...

esa, esa! esa soy yo! salut!

SoLeDad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SoLeDad dijo...

Jajaja nada peor que no saber en que bolsa encajas!

Riespe dijo...

Ya quisiera yo estar en esa misma franja... Porque después de los 40 a uno lo tratan como a un reverendo fósil (con venia y todo)

Saludos

Un Poco Rara dijo...

Carolina: qué bueno, no estoy sola. Ahora sí me siento mejor :S

Soledad: no suelo encajar en muchas bolsas, ni de señoridad ni de nada. Y es mejor así.

Riespe: venia?! Ah no!!! Los golpeo!!!

AndyPeCas dijo...

mmmm...y la verdad nunca se sabe que es peor...Propongo que todos digan "señorita" que no te hace ni vieja ni joven...Y hasta te hace seria,que, en definitiva es el menor de los males...Besos!

Un Poco Rara dijo...

Prefiero el "vos" directo pero antes que "señora", sí, "señorita" suena menos peor.