jueves, 4 de septiembre de 2014

Adiós, maestro...

Triste final que debería haber llegado mucho antes.
Gracias por tanto.


4 comentarios:

Mumiii dijo...

Hoy pense lo mismo...al fin llego la paz merecida

Un Poco Rara dijo...

Para él, pero sobre todo para su familia. Me estremece pensar en la madre, que ya había enterrado al marido con un cáncer fulminante. Ni un día dejó de ir a la clínica en 4 años. Me parte el alma.

DOS PERSONAS Y UNA PICADA dijo...

nos declaramos fans por acá!

maritza leal dijo...

Que descanses en paz Gustavo, es triste saber de la partida de una persona y mas cuando podía haber dado mucho mas de el, pero paso la desgracia y ya no hay vuelta atrás paz a sus restos.

Un poco rara si tienes a bien pasar por mi blog que tienes un lindo premio, retome de nuevo que estaba perdida y visitando mis amistades del mundo del blog.
Un gran abrazo