lunes, 1 de septiembre de 2014

Tenías razón, sí puedo odiarte. Y no sabés con cuánta vehemencia. Lo lograste. Ya estarás feliz.
Imbécil.

2 comentarios:

Ricardo Espinosa Pedraza (Riespe) dijo...

Este ya no camufla un hasta luego,
esta manga no esconde un quinto as,
esta precinto no juega con fuego,
este ciego no mira para atrás.

Este notario avala lo que escribo,
estas vísperas son del que se fue,
ahórrate el acuse de recibo,
esta letra no la protestaré.

A este escándalo huérfano de padre
no voy a consentirle que taladre
un corazón falto de ajonjolí.

Este pez ya no muere por tu boca,
este loco se va con otra loca,
este masoca no llora por tí.

(Joaquín Sabina)

Un Poco Rara dijo...

Sí. Hace un rato laaaaaargo que se secaron esas lágrimas.