lunes, 5 de septiembre de 2011

Te debo la humildad para cuando haya más gente

Sobrina (5) se entretiene con una revistita para aprender a leer y escribir. Me pide que le lea la consigna de uno de los ejercicios. Se trata de varias series de dibujitos donde tiene que identificar el que no corresponde en cada una y escribir al lado el nombre. La primera serie tiene un globo aerostático, un avión, un submarino y un cohete.

UPR -Cuál es el distinto?
S -El submarino!
UPR -Por?
S -Porque va por el agua y los otros van por el cielo.
UPR -Muy bien! Pintalo y ya te ayudo a escribir el nombre.
S -Yo puedo. Submarino. "Ese"?

Y me fue preguntando letra por letra, todas bien. Sólo le tuve que remarcar la B y solita se dio cuenta de que era la larga.
Cuando termina la felicito babosamente.

S -Soy una grosa? (Porque yo siempre le digo así, o genia)
UPR -Sí, -aguantando la risa- pero queda mal que una misma lo diga. Hay que dejar que lo digan los demás y responder "Gracias".
S -Bueno, pero ahora estamos nosotras dos nomás.

Lo dicho. Es una grosa.

6 comentarios:

JD dijo...

jajaj tal cual, una genia.

Juan Carlos dijo...

Me gustó el relato... y sí es una genia.
La nena, salió a su tía.
¡Saludos!

Un Poco Rara dijo...

JD: Qué bueno que también lo digas vos que no sos la tía, jaja.

Juan Carlos: Gracias! Algo de eso hay. Somos dos virginianas fundamentalistas.
Bienvenido.

Lauri S dijo...

jajaja que divina!!!
un ejemplo a seguir la ñiña.

Lauri S dijo...

uuuh...dos ñ le mande...agendame una clasecita con ella, q me enseñe a escribir :|

Un Poco Rara dijo...

Ñisto, ñe ageño paña ñas clañes.
Ñañaña. Digo, jajaja :P